miércoles, 19 de diciembre de 2007

La hubieras visto hoy

Debiste verla hoy,
sus ojos brillaban como un anuncio preapocalíptico y con un poco de buena voluntad, en su sonrísa se leía una promesa...
La tranquilidad, en ese momento, inició una combustión interna que las jerarquías conocidas hasta entonces sucumbieron frente al hechizo de su aliento y su aliento -candela pura- es la confirmación de un pronóstico de nada. Créeme, no fue artificio navegar en esa invocación de la casualidad, no fue casualidad naufragar acompañado por todas las benditas ánimas del purgatorio en esa prefiguración del beso...

1 comentario:

Isaí Moreno dijo...

Este es en realidad un comentario para el texto 'Pausa':
De las 2:45 a las 5:59, nos has dado un viaje por los senderos de la imaginación y los recovecos de la cDe las 2:45 a las 5:59, nos has dado un viaje por los senderos de la imaginación y los recovecos de la carne. Me imagino que el reloj marcó el tiempo por disciplina horaria, pero en realidad deseó quedarse en suspenso...
Saludos, Manuel, y ya habilita la ventanita de comentarios en tu blog, para que se te puedan dejar ahí. (O bien, deja tu e-mail a la vista, para que se te envíen a ahí).
Un abrazo.